Necesitas información llámanos 771 136 5503
5 pasos para confirmar tu llamado

5 pasos para confirmar tu llamado

¿Cómo puedo saber si realmente Dios me está llamando a entrar en el ministerio? ¿da la biblia luz al respecto? A continuación, te presento 5 pasos que espero arrojen luz sobre estas preguntas.

a.- cumplir con los requisitos. Pablo inspirado por el Espíritu Santo escribió estos requisitos en 1 Timoteo 3:1-13 y Tito 1:5. Todo aspirante al ministerio debe de verse reflejado en estas cualidades, sino es asi, sería peligroso seguir adelante. La mayoría de los requisitos que vemos en estos dos pasajes tratan con el carácter más que con los dones de los aspirantes, “apto para enseñar” es probablemente la única referencia a un don y es que el carácter y la madurez son un requisito indispensable para el ministerio y el pastorado, el conocimiento intelectual no es suficiente. Tendría que aclarar tambien que estos requisitos son un prototipo y modelo al que se aspira, por que ciertamente, Cristo quien es el gran príncipe de los pastores es el único quien cumple perfectamente estos requisitos.

b.-pasión por la proclamación del evangelio. El aspirante al ministerio es pues un hombre a quien ninguna otra actividad o profesión le producirá satisfacción. En otras palabras, un hombre llamado no será feliz haciendo otra cosa que no sea el ocuparse de las almas y el avance de la causa de Cristo en el mundo. Charles Spurgeon, el gran predicador bautista del siglo XVIII dijo: “Para tener un verdadero llamado al ministerio debe haber un irresistible, abrumador deseo y fuerte necesidad de decirle a otros lo que Dios ha hecho en nuestras propias almas…Debemos sentir que ¡ay de nosotros si no predicamos el evangelio! La Palabra de Dios debe ser para nosotros como fuego en nuestros huesos, de lo contrario, si entramos al ministerio, seremos infelices en él, seremos incapaces de soportar la autonegación que requiere, y será de poca utilidad a aquellos entre los que ministramos.”

c.- el testimonio de los de cerca. LOS LLAMADOS INTERNOS DEBEN SER CONFIRMADOS POR LLAMADOS EXTERNOS. Toma esto como una regla absoluta y confiable. Si tu sientes que Dios te está llamando al ministerio, pero ni tu iglesia ni tus lideres lo sienten entonces en muy probable que tu sentir no sea un genuino llamamiento. Acércate con tu pastor, con hermanos que han caminado con Cristo por mucho tiempo y han aprendido a escuchar su voz y exprésales tu inquietud.

d.- un ferviente deseo por exaltar y glorificar a Cristo. Muchos asumen que un amor por las almas debe ser el gran requisito que debemos cumplir si aspiramos al ministerio, pero no es asi. Cuando Jesús va a buscar a Pedro despues de que este le negó, él le hace la misma pregunta en tres ocasiones: “Simón ¿me amas? nota que Jesús no dijo: “Simón ¿amas a las ovejas? es el amor a Dios los que habrá de sostenernos y empujarnos cuando las personas se vuelvan difíciles. Es nuestra labor que El sea conocido y exaltado en los lugares más recónditos de nuestro mundo.

e.- humildad. Nuestro maestro dijo: “aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón” (Mateo 11:29) Aquellos que sienten que Dios les está llamando para ser los líderes de la iglesia deberían de ser los primeros en los que vemos que este mandamiento se vuelve carne. Fue la arrogancia y orgullo lo que arrojaron a satanás del cielo, no subestimes lo que eso le puede hacer a tu alma.

Deja un comentario

CERRAR MENÚ
×

Cart