Necesitas información llámanos 771 136 5503
¿Por qué estudiar en un seminario?

¿Por qué estudiar en un seminario?

Una vez que te has asegurado de que Dios te ha llamado a ser parte de la obra en el ministerio de tiempo completo la pregunta que surge es: ¿será un requisito indispensable el prepararme académicamente en un seminario? La respuesta a esa pregunta es un claro y llano No.

Dos de mis grandes héroes dentro de la historia de la iglesia, Charles Spurgeon, el prolífico pastor británico reconocido como “el príncipe de los predicadores” y Aiden Wilson Tozer, una de las grandes voces proféticas del siglo XX; ninguno de ellos   asistió a un seminario, sin embargo, fueron grandes autodidactas con prolíficos ministerios, el Pastor Tozer obtuvo 2 doctorados honoríficos, uno por el Wheaton College y otro del Houghton College.

Y entonces ¿Por qué estudiar en el seminario? Aunque estos dos ejemplos son importantes, despues de leer los escritos de ambos, estoy seguro que ningúno de ellos desalentaría a los aspirantes al ministerio a no ir a un seminario, el mismo Spurgeon capacitó a muchos jóvenes para el pastorado y fundó el colegio de pastores, que hasta la fecha continúa.

A continuación, te presento 4 buenas razones por las que la preparación en un seminario enriquecerá tu vida y te capacitará con mejores herramientas para cumplir tu llamado.

Visión: el CETyM es un seminario interdenominacional, lo que significa que sus estudiantes vienen de diferentes corrientes y posturas teológicas en el cuerpo de Cristo. Obtendrás un panorama amplio al contrastar tus ideas con las de otros buenos hermanos en la fe en este lugar; sin mencionar que se te presionara a dar razones bíblicas y claras por las cuales tu sostienes tal o cual punto; no hay mejor forma de estudiar que esa.

Disciplina: si piensas que estudiar la biblia es lo único que hacemos aquí, permíteme decirte que estas equivocado. Desde tu primer día en el CETyM se te asignaran un rol de tareas y aseos que deberas desempeñar para colaborar con el mantenimiento de las instalaciones. Puede que te preguntes ¿Qué tiene que ver eso con la formación teológica? Bueno; Jesús como nuestro gran ejemplo no solo transmitió conocimiento a sus discípulos; sino que les formó en todas las áreas, incluyendo la del servicio. Servir a Dios sirviendo a su pueblo debe de ser nuestra gran meta, y en el seminario tendrás muchas oportunidades para convertirte en un siervo.

Relaciones Edificantes: nunca podremos enfrentar los difíciles retos que el ministerio nos plantea si lo hacemos solos. En este lugar puede que encuentres a grandes amigos y consiervos que con sus consejos y buenos ejemplos te ayudarán a que la carga sea más ligera.

Conocimiento. Esta probablemente sea la razón más obvia por la cual alguien decide entrar al seminario. Vivimos en una época en la que la gente quiere la práctica, pero rechaza la teoría, lo cual los lleva a malas teorías que terminan en una mala práctica.

La iglesia del siglo XXI hace eco de las palabras del profeta Oseas… Mi pueblo perece por falta de conocimiento. Hay un monton de prácticas y doctrinas diseminadas en muchas iglesias y movimientos que a todas luces son anti bíblicas y rayan en la herejía. Ante eso, un sólido conocimiento de la doctrina bíblica es una excelente herramienta, y el seminario te la proporcionará.

¿Dios podría usarte sin que fueras al seminario? Si él podría hacerlo, pero como el gran Spurgeon dijo una vez: si eres una trompeta de barro, Dios puede soplar a través de ti, pero si puedes ser una trompeta de plata, escoge ser una trompeta de plata.

Escoge Capacitarte.

Deja un comentario

CERRAR MENÚ
×

Cart